¿CÓMO TRABAJAMOS?

En Froggies somos especialistas en diseñar eventos creativos donde la diversión no falta.

Te escuchamos, vemos qué necesitas, y creamos una propuesta a medida de animación infantil para bautizos o comuniones. Sabemos que ambas celebraciones son días muy especiales tanto para los pequeños, como para los mayores. Es por ello que queremos contribuir a que este momento tan importante, se vuelva único e inolvidable para toda la familia.

Animamos el bautizo o la comunión con actividades divertidas, dinámicas y participativas, como juegos cooperativos, gincanas, pintacaritas o globoflexia.

#FILOSOFIAFROGGIES


Además, las comuniones o los bautizos, pueden ser amenizados con otras muchas actuaciones que preparamos desde Froggies, como el cuentacuentos, los espectáculos de magia o la actuación de clowns.
Nuestros animadores infantiles para bautizos y comuniones están formados en la #FilosofiaFroggies, por lo que fomentan siempre una competición sana y un juego basado en el respeto.

NOS ADAPTAMOS A TI


Desde Froggies cuidamos todos los detalles para que los niños y los padres disfruten de un día diez en el que risas, diversión y entretenimiento sean los protagonistas indiscutibles.
Nos amoldamos a tus posibilidades y priorizamos siempre la calidad del servicio, aportando ideas, mimo, profesionalidad y experiencia.

¿DEJAS QUE LLENEMOS DE COLOR ESE DÍA TAN ESPECIAL?

Cuéntanos qué tienes en mente y te ayudaremos a diseñar una celebración para recordar.


    Egoi Saraldi

    Director Financiero

    Érase una vez …. un mundo mejor

    De pequeño soñaba con… NBA

    Se me da requetebién… tratar con la gente

    Mi helado preferido es de … limón

    Me divierte la palabra… Agustín

    Si inventara un juguete sería… Lego.

    Del baúl de mis recuerdos rescataría… mi año Erasmus.

    Mi planeta imaginario tiene… poca gravedad… ¿para qué tomar la vida en serio, si al fin y al cabo no saldrás vivo de ella? Groucho Marx

    Dentro de 20 años me imagino… como un experto soñador.

    Para mí la infancia es… jugar, reir, disfrutar… y sin darte cuenta… crecer.

    Cristina Saraldi

    Directora General

    Érase una vez… una ranita llamada Dorty que cobró vida tras recibir un lindo abrazo. Desde entonces, Dorty confiaba en sí misma y en recurrir a los demás para conseguir cumplir cada uno de sus sueños. Tanto tanto, que con sus propias manos construyó un barquito con cáscara de nuez y se lanzó a surcar los mares. Aún hoy, sigue navegando por los confines de sus diversos mundos…

    De pequeña soñaba con… ser escritora y presidenta del gobierno (Toma ya!!!!!)

    Se me da requetebién… iluminar mi vida y la de los demás. Crear con ese propósito y sentir desde ese lugar.

    Mi helado preferido es de… sorbete de ranas.

    Me divierte la palabra… esternón. Sin embargo, lo que más me gusta son los juegos de palabras y las rimas. Y me encanta que croar, criar, crear y crecer empiecen igual… (¡¡y Cris!!)

    Si inventara un juguete sería… un tele-transportador con purpurina de colores. Y si contamos un juguete hecho con mis manos, ya lo he inventado: un calendario semanal para mi hija, que así va identificando los días poco a poco. Creo que iré inventando más según las necesidades que me vayan surgiendo como madre.

    Del baúl de mis recuerdos rescataría… las horas de juego con mis hermanos y mis papás. Sin embargo, las que más me vienen a la cabeza son las pasadas con mi prima Inés y mi vecina María construyendo ciudades y relaciones con nuestras muñecas.

    Mi planeta imaginario… tiene mucha agua, árboles con copas de corazón y playas de todos los colores. No habría coches más que para viajar. El vehículo sería la bici y las personas se tratarían con respeto. Mi planeta imaginario está regido por el amor y no hay dinero. Todo funcionaría a través del trueque. Se entendería la vida como una mezcla de relaciones y experiencias que nos harían a todos crecer. Los niños estarían, sin duda, valorados y se les escucharía y tendría en cuenta a la hora de cualquier decisión de la comunidad.

    Dentro de 20 años me imagino… feliz, con vistas al mar y pudiendo dedicarme al menos un par de horas al día, a mí misma y a los míos. Me veo co-dirigiendo Froggies y disfrutando mucho de todo lo que hago. Porque como dice mi madre, lo compartido sabe mejor.

    Para mí la infancia es… la etapa más mágica de la vida en la que se forman los recursos que obtendremos en la vida adulta. Creo que es indispensable que sigamos siendo niños “por siempre jamás”.